Entre las nuevas tendencias en el área de la belleza, se encuentran los productos que buscan ser gentiles con el medio ambiente. No obstante, existen muchos mitos y realidades acerca de la cosmética natural. Por lo que, en este post queremos mencionarte los más relevantes para que conozcas los verdaderos beneficios que pueden otorgarte en tu vida diaria.

Mitos y realidades acerca de la cosmética natural
Cosmética natural: Mitos y realidades

Mito #1: Sólo se basa en utilizar ingredientes de origen natural

Realidad:
La cosmética natural no engloba únicamente aquellos productos compuestos con ingredientes naturales y producidos de forma respetuosa con el medio ambiente. Para ser parte de esta nueva tendencia, la empresa deberá:

♡ Producir con materias primas provenientes de cultivos que no utilicen pesticidas, productos transgenicos ni otros componentes químicos.
♡ No podrán testear sus productos con animales u obtener ingredientes provenientes de ellos. - Si buscas en Internet, te sorprenderías de la cantidad de industrias farmacéuticas que lo hacen :( -
♡ Las fragancias, aromas, colorantes y conservantes deben ser de origen natural y no sintético. Así que, adiós a los parabenos, parafinas, silicona y derivados de petróleo.
♡ La producción debe ser ecológica y no contaminar de ninguna manera el medio ambiente.
♡ El envasado debe ser fácil de reciclar y tiene que tener en su etiqueta la información completa de su composición y los certificados que lo haga parte de esta categoría.
♡ Los productos deberán ser sometidos a análisis en un laboratorio independiente para corroborar que cumpla los requisitos.

Mito #2: Los productos de cosmética natural son cremas y maquillajes

Realidad:
Al hablar de cosmética natural, debemos abarcar muchas más cosas que skincare o maquillaje. Por ello, también podemos conseguir en tiendas orgánicas y online como Herbolario Rosana productos de higiene personal: dentífricos, champús, jabones, geles, cremas, aceites, esmaltes y suavizantes. Los cuales cumplen las características antes mencionadas.

Mitos y realidades acerca de la cosmética natural

Mito #3: Es especializada para personas con alguna afección en la piel

Realidad:
Los productos de la cosmética natural tienen muchísimos beneficios especiales para las personas que tienen piel sencible, afecciones como acné, psoriasis, dermatitis, reacciones alérgicas o asma. Sin embargo, puede ser utilizado por todo aquel que desee ser responsable con nuestro planeta y:

♡ Desee llevar un estilo de vida más "natural".
♡ Busque mejores resultados en su rutina de skincare, maquillaje o higiene personal.
♡ No desea que los animales sean maltratados por la industria.

Mito #4: La mayoría de las marcas están adaptando sus productos a la cosmética natural

Realidad:
En los últimos años hemos observado el impacto del ser humano sobre el planeta. No sólo por el cambio climático, sino en el efecto que tienen ciertas tendencias e industrializaciones con el medio ambiente.

Aunque ciertas empresas cosméticas decidan seguir su curso y no realizar cambios, hay otras que han reducido el efecto de sus productos contra nuestra piel y entorno. Pero, no por ello significa que pongan en práctica todas las leyes para pertenecer a la cosmética natural.

En este punto, el marketing y eslogan de diversos productos pueden jugar en contra del consumidor. Por lo que, las industrias colocan el término "natural" o "no contiene X sustancia nociva" para decir que cumplen con las normativas. Pero, al leer con calma sus ingredientes o composición de los envases, sólo vemos el cambio de uno o dos.

Una manera de no caer en esta falsa publicidad, es tomarnos el tiempo de leer información relacionada con la cosmética natural, los certificados que la avalan, cuáles marcas han sido verificadas y la etiqueta de los productos que deseamos comprar.

Cosmética natural: Mitos y realidades

Mito #5: Son más económicos 

Realidad:

¡Totalmente falso! La industria cosmética siempre tendrá un precio menor al de la natural. Pero esto tiene sus motivos.

Los ingredientes utilizados por el resto de las empresas provienen de los hidrocarburos derivados del petróleo o contienen parafina. Por lo que, el precio siempre será menor al de aquellos que deben producir sus componentes de forma orgánica con aditivos que no dañen al medio ambiente.

Como podrás ver, la cosmética natural siempre costará unos euros de más. No obstante, al pensar en los beneficios tanto para nuestra piel, los animales y el planeta, podemos decir que vale mucho más la pena apostar por esta.

Mito #6: Tiene los mismos beneficios que la cosmética industrial

Realidad:
Al observar los anaqueles de las farmacias, grandes marcas, publicidad o el contenido de las beauty vloggers y bloggers, no nos percatamos de que producto pertenece o no a la cosmética natural. Por lo que, pensamos que sin importar a cuál pertenezca obtendremos grandes beneficios.

Ciertos productos de las grandes cosméticas pueden obrar milagros momentáneos o dejar nuestra piel y cuerpo de forma fantástica. No obstante, hay otros que pueden causar ciertas enfermedades o alergias debido a la gran cantidad de componentes que no son realmente saludables.

La cosmética natural, en cambio puede otorgarnos los siguientes beneficios:

♡ Absorción rápida de los ingredientes en la dermis por su reconocimiento natural.
♡ Regenerar, nutrir y proteger nuestra piel de forma acelerada.
♡ No producen ningún tipo de alergias ni efectos secundarios.
♡ Puede ser utilizado por todo tipo de pieles, personas con algún tipo de afección o que deseen llevar una vida más natural y responsable con el medio ambiente.
♡ Sus componentes hidratan la dermis de forma sorprendente.
♡ Pueden contener antioxidantes que evitarán el envejecimiento de la piel.
♡ Mejor relación calidad - precio.
Mitos y realidades acerca de la cosmética natural

Mito #7: No se puede verificar que un producto sea 100% natural

Realidad:
Quizás sea un tanto difícil determinar que un producto en específico sea perteneciente a la cosmética natural, pero no imposible.

Si estás interesada(o) en incorporar este estilo en tu rutina, te recomiendo como primer paso realizar una investigación exhaustiva sobre las marcas, componentes, reglamentos y organizaciones encargadas en verificar que una empresa o producto cumpla todas las indicaciones.

Otra manera, es entrar en las páginas webs de tu marcas favoritas o conocidas y verificar si forman parte del grupo de farmacéuticas de cosmética natural. Aunque, también puedes informarte con las listas y artículos de diferentes beauty bloggers interesadas en esta área.

Como último punto, no olvides verificar las etiquetas de los productos que deseas adquirir y si tienen los certificados que lo verifican como natural, orgánico, favorable con el medio ambiente y cruelty free.
_
¿Conocías la cosmética natural y sus beneficios? Si no es así, te invito a vivir la experiencia con estos productos que pueden ser más favorables para nosotros y el planeta.

Nos vemos en el próximo post.